Páginas vistas en total

martes, 17 de julio de 2012

Viaje a Roma VII 17-07-12

Hola de nuevo, siento haber tardado tanto en incorporar una nueva entrada pero espero ponerme al día muy pronto.
En esta ocasión sigo con Roma, una ciudad que me ha dejado una huella imborrable, y si importantes son los edificios, los monumentos y la historia, no menos importantes son las personas que la habitan. 



La guía que nos acompañó una autentica romana en todos los sentidos, una persona inquieta y agradable.



En el Vaticano la Guardia Suiza alerta e impertérrita ante la abalancha de turistas y cámaras que los asedian. 




Este romano se da un momento de relax para descansar su mente y sus pies del estres cotidiano.  




Un gesto muy expresivo de nuestra guía en su continua diatriba de explicaciones, su rostro era un poema intentando compartir  sus conocimientos sobre la ciudad eterna.




Esta ciudad es un continuo ir y venir del clero de distintas confesiones religiosas.



   
Otro viandante con aire bohemio descansa en un banco cerca de San Juan de Letrán.




Esta es una de mis preferidas, es una escena en la Plaza del Trastévere que surgió ante mi de forma sorprendente porque no se si estaban haciendo alguna película o posando para algún fotógrafo. La realidad es que parecen escapados de alguna revista de los años sesenta por el colorido, la vestimenta y el aspecto de los personajes. 





Hábitos blancos, negros, grises, celestes, etc inundan esta ciudad que según nos comentaron tiene mas de seiscientas iglesias.




Esta la he titulado así porque me parecen personajes que se han puesto lo primero que han encontrado en sus respectivos armarios para vestirse.




Cerca de la Basílica Santa María la Mayor este monje se afana en llegar a tiempo a sus quehaceres religiosos.


Espero que os haya gustado alguna de estas fotos, la próxima entrada la voy a dedicar a un amigo Oscar, que me ha enviado unas fotografías para comentarlas y subirlas a este blog.

Un saludo.